Tuberculosis

La tuberculosis (tisis, TB) es una enfermedad infecciosa crónica provocada por el Mycobacterium tuberculosis. Los síntomas de la enfermedad no se producen después de cualquier contacto con gérmenes de TB (infección tuberculosa latente). Los síntomas afectan al 15 % de los afectados por Tuberculosis. La enfermedad se puede dividir en dos etapas:

Tuberculosis primaria: incluye los síntomas de la tuberculosis en el contexto de la infección primaria con bacterias de la tuberculosis.

Tuberculosis post-primaria: una reactivación tras la recuperación de una tuberculosis primaria, también llamada enfermedad de reactivación.

Causas

La causa principal de la tuberculosis es la infección por agentes patógenos específicos como las bacterias de la tuberculosis. Se trata de bacterias inmóviles estables a los ácidos, en forma de barras (bacilos), cuyo término médico es Mycobacterium tuberculosis.

La infección sucede generalmente por contacto directo con las personas que sufren tuberculosis activa. Según el lugar donde esté localizada la tuberculosis, las bacterias alcanzan el exterior a través de la tos con el esputo (tuberculosis pulmonar), los jugos gástricos, la orina (tuberculosis de las vías urinarias) o las heces (tuberculosis intestinal).

Los agentes patógenos se transfieren normalmente por gotitas, es decir, al hablar, estornudar o al toser.

Continuar Leyendo