Quiste Ovárico

Un quiste de ovario (quiste ovárico) es una inflamación en forma de saco rodeada por una cápsula en el ovario, cuyo interior está lleno de líquido denso o fluido. El término “quiste” tiene un carácter meramente descriptivo, ya que no define si se trata de un cambio benigno o maligno. Esto solo lo podrá determinar el ginecólogo tras realizar una biopsia.

Un quiste puede formarse en diferentes órganos del cuerpo y tener causas muy diversas. Si aparece en el ovario, el término médico es quiste de ovario (quiste ovárico).

Causas

Un quiste de ovario (quiste ovárico) puede ser debido a diferentes causas. Los médicos diferencian los quistes de ovario según sus diferentes causas y mecanismos de origen en quistes funcionales y quistes de retención.
Quiste de retención
Este tipo de quiste aparece cuando se acumula líquido en las glándulas. Las glándulas son órganos excretores y forman el líquido que se expulsa (secreción) del cuerpo a través de un canal, por ejemplo. Si este mecanismo de descarga deja de funcionar, la secreción se acumula y crece porque no puede salir. Debido a esta acumulación de la secreción (retención), la glándula se hincha formando un quiste.
Entre los quistes de retención están, por ejemplo, los quistes dermoides. Los quistes dermoides son malformaciones originadas y congénitas de las células germinales. Pueden contener cabello, sebo, tejido óseo o cartilaginoso así como dientes. Los quistes dermoides son benignos y representan un tercio de todos los quistes ováricos benignos. Suelen aparecer principalmente en mujeres jóvenes. En casos más raros, estos quistes dermoides pueden degenerar en un tumor maligno.

Continuar Leyendo